Recomendaciones para ahorrar dinero con el termo eléctrico

Si estás en esta publicación, probablemente tengas un calentador de agua eléctrico o estés pensando en comprar uno y, por supuesto, estás interesado en saber cómo puedes ahorrar dinero con un calentador de agua eléctrico.

Hemos reunido 6 recomendaciones que te asistirán a ahorrar dinero en tu recibo de electricidad, Pero ten siempre en cuenta que estamos ante otro equipo que se sumará a tu factura ya que es la única opción que tienes para calentar el agua.


Sugerencias para ahorrar dinero con calentadores de agua eléctricos

El consumo de energía de un calentador de agua eléctrico depende de una variedad de factores.

Por ejemplo, no es lo mismo tener un termo tradicional que tener uno eléctrico de bajo consumo, también depende de las horas de uso, precios de la luz, etc.

Pero, ¿cuáles son las recomendaciones básicas a seguir para entender cómo ahorrar dinero con un termo eléctrico?

1- Programa para ahorrar

Si estás pensando en invertir en un calentador eléctrico nuevo, lo mejor es comprar un termo que se pueda programar. Hoy en día, los nuevos termos eléctricos vienen con un programador digital que permite ajustar la temperatura, la potencia y los diferentes tiempos de uso.

Así podemos programar las franjas horarias de agua caliente para que esté lista cuando la necesitemos. El resto del tiempo el termo estará apagado manteniendo caliente el agua del interior, lo que supondrá un importante ahorro energético.

2- Precio de la electricidad

Por otro lado, para que los calentadores de agua eléctricos ahorren dinero, es importante mirar la tarifa de luz del contrato y conocer el costo del kilovatio más barato.

Contratar la tarifa eléctrica que mejor se adapte a las necesidades y hábitos de consumo de cada hogar es una gran oportunidad para reducir la factura de la luz y optimizar el consumo energético. Para ello, es necesario comparar previamente diferentes ofertas del mercado y apostar por aquella que ofrezca precios competitivos y mejores condiciones.

3- Evitar baños prolongados

En cuanto a la ducha, trate de evitar sumergirse en la bañera y solo dúchese para reducir el uso de agua. Cuando te enjabones, no dejes el grifo abierto todo el tiempo, remoja primero y enjuaga al final. Eso sí, el horario de la ducha es siempre el mismo si cabe para que puedas programar el momento en el que quieres agua caliente.

4- Ahorre agua con filtros para grifos

Utilice un aireador de grifo, un pequeño accesorio que se coloca en el surtidor.

Según el modelo, estos aireadores pueden ayudarte a economizar entre un 30% y un 50% del agua y, por tanto, reducir la electricidad necesaria para calentarla.

Además, ofrecen una segunda rentabilidad muy importante, y es que podrás aprovechar más la capacidad de tu termo eléctrico, ya que reducirás el consumo de agua en cada uso.

5- Coloca el termo en un lugar óptimo

La ubicación del termo también es esencial.

Por un lado, es recomendable tenerlo dentro de casa en lugar de fuera, porque en casa no tienes que lidiar con los cambios de temperatura, y puedes ahorrar hasta un 30% de esta forma.

Por otro lado, se sugiere instalarlo lo más cerca posible del baño o del punto principal de abastecimiento de agua, para que la distancia sea menor y así evitar pérdidas de calor al transportar el agua caliente desde el termo hasta el punto de suministro de agua. Cuanto mayor es la distancia, mayor es la pérdida de calor.

6- Aislamiento

Si estás buscando comprar un termo nuevo, es importante considerar las características del área donde vives o donde vas a instalar la unidad, y si tiene el aislamiento correcto.

¿Cómo elijo la capacidad de mi termo?

Como ya sabemos, un termo eléctrico se encarga de calentar el agua de su interior mediante una resistencia eléctrica, pero el agua no se calienta instantáneamente, sino que tarda un tiempo desde que empieza a calentarse por dentro del aparato hasta que se calienta por fuera junto al grifo.

Sin embargo, para ahorrar dinero utilizando termos eléctricos, tenemos que centrarnos en la necesidad de elegir el termo eléctrico adecuado para nuestro hogar, y para ello, un aspecto fundamental es la elección adecuada de la capacidad o litros que necesitamos.

Por tanto, hay que tener claros 3 puntos básicos: el número de personas que habitan la casa, si para ducharse o bañarse, y los hábitos de tiempo de cada uno.

  • En primer lugar, debes saber que una persona consume una media de 30 litros de agua caliente al día. Por tanto, si vivimos solos o hay dos personas en casa, un termo de 50 litros es suficiente. En cambio, si en la casa viven 3 personas, necesitaremos un termo eléctrico de 90 litros o de 100 litros, sumando unos 30 litros de capacidad del termo por cada persona de la casa.
  • En segundo lugar, es obvio que bañarse consume más agua que ducharse, por lo que si nos damos baños frecuentes, tendremos que elegir un termo de mayor capacidad, como de 80 a 100 litros para dos personas.
  • Finalmente, también necesitamos entender los hábitos de ducha de todos en la familia. No es lo mismo si se duchan consecutivamente a la misma hora, o si cada uno tiene un horario diferente con más tiempo entre duchas. En el primer caso, la botella termo tarda en cargarse, por lo que se debe seleccionar una botella termo con mayor capacidad.

En general, además del uso razonable del agua, los calentadores de agua eléctricos cuentan con equipos innovadores, que pueden ahorrar hasta un 30 % adicional en las facturas de electricidad y proporcionar más agua caliente, eliminando los puentes térmicos y la consiguiente pérdida de calor.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2022 Hogar Climatizado

Deja un comentario

error: