Cómo Climatizar tu Gimnasio en Casa

Si eres un amante del deporte, sabrás que hacer deporte en casa es una tendencia que está en crecimiento.

Hay múltiples beneficios, desde ahorrarte una cuota mensual de un gimnasio convencional, el tiempo que pierdes en desplazamientos, dinero en parkings, la libertad de no tener horarios y de poder entrenar cuando quieras, … por este motivo cada vez son más los motivos por los que uno se plantea crearse su propio gimnasio en casa. 

En Hogar Climatizado te he hablado muchas veces como climatizar los espacios de tu hogar de la forma más eficiente. En este artículo vamos a tratar la forma más óptima de climatizar tu propio gimnasio.

Para hablarte de como climatizar bien tu gimnasio, ya que hay muchos factores a tener en cuenta, hoy te traigo un post de un experto en gimnasios en casa, él es Rubén, de fuertesingym.com

Te dejo con su artículo.


El deporte en casa es una tendencia en continuo crecimiento. Ya sea por preferencia personal o por factores externos que hacen complicado ir a un gimnasio comercial, cada vez hacemos más ejercicio en nuestra propia casa y muchos optan por montar su propio gimnasio particular.

Al montar un gimnasio en casa solemos tener en cuenta una serie de factores que normalmente tienen que ver con el tamaño y posición de la equipación que queremos.

climatizar gimnasio en casa

Hay otra serie de factores que son “invisibles”, y no les prestamos la atención debida hasta que los sentimos en nuestras carnes. Uno de ellos es la climatización.

A la hora de elegir un espacio para un gimnasio en casa muy a menudo se aprovechan garajes o habitaciones poco o nada utilizadas. Esto hace que también sean en ocasiones lugares pasados por alto en términos de calefacción y aire acondicionado.

En este artículo te explico cómo puedes optimizar la temperatura de tu gimnasio para poder hacer deporte en casa con el máximo confort.

¿Cuál es la temperatura óptima para entrenar?

Si es demasiado fría te llevará más tiempo calentar y puedes exponerte a contracciones musculares. Si hace demasiado calor sudarás más y estarás expuesto a problemas como el agotamiento por calor o deshidratación.

Lo recomendable es que la temperatura esté entre los 20 y los 22℃, o al menos eso sería lo óptimo.

Es difícil medir y mantener esa temperatura sin un sistema de climatización sofisticado con un termostato, especialmente sabiendo que tu propia actividad física puede modificar considerablemente la temperatura, pero puedes tomar esos 20-22℃ como referencia.

Según la zona geográfica donde vivas tu foco debería estar o bien en el calor o bien en el frío. Y para un confort óptimo deberías prestar atención a ambos factores, independientemente del lugar donde vivas.

Acondicionamiento para el Frío

Si vives en un lugar frío y te has montado un gimnasio en casa puede que hayas sentido esa horrible sensación de intenso frío al entrar. ¡Pero el frío no puede ser una excusa para no entrenar!

temperatura

Por un lado, es recomendable alargar el tiempo que dedicas al calentamiento antes de empezar, por lo que mejor que corras unos minutos más en tu cinta de correr hasta que veas que tu cuerpo ha entrado en calor.

Por suerte hay varias soluciones, activas y pasivas, que puedes adoptar para mejorar la temperatura de tu gimnasio sin tener que pasarte media hora haciendo cardio. Paso a enumerarte las principales:

Soluciones Pasivas

Estas soluciones se basan en la mejora del aislamiento de puertas y ventanas para evitar los puentes térmicos. Realmente hay poco que hacer ante una mala construcción o una mala carpintería, pero aun así deberías hacer lo que esté en tu mano para evitar que entre frío del exterior o se salga el calor del interior.

  • Tiras de sellado o burletes adhesivos. Son una opción muy barata y efectiva para mejorar el aislamiento en ventanas y puertas, que además ayudan también a mejorar el aislamiento acústico.
  • Un suelo protector también servirá como aislamiento térmico para el suelo.

Soluciones Activas

Un calefactor eléctrico es la forma más básica y barata de calentar activamente un gimnasio en casa. Tienes varios tipos, cada uno con ventajas e inconvenientes:

  • Radiador de aceite. Son muy silenciosos y funcionan bien para espacios de tamaño medio. La parte negativa es que son algo lentos en empezar a dar calor.
  • Estufas de termo ventilador. Útiles para espacios pequeños como baños. Si tu gimnasio no es muy grande es una opción muy práctica y barata. Eso sí, son ruidosas.
  • Estufas de cuarzo. Recomendables si tu gimnasio es pequeño. Son silenciosas y desprenden calor rápidamente.

Un truco que te recomiendo si tu gimnasio está especialmente frío en invierno es utilizar un secador de pelo para calentar la barra de pesas o cualquier elemento de acero que vayas a tener que agarrar con tus manos. Si te limitas a poner la estufa probablemente la barra sea lo último que se caliente.

Acondicionamiento para el Calor

Entrenar con un calor excesivo no sólo es desagradable, también puede hacer que disminuyas el rendimiento, y en casos extremos de calor puede ser hasta peligroso.

¿Por qué es peligroso entrenar con calor excesivo?

El ejercicio en condiciones altas de calor expone a tu cuerpo a un alto nivel de estrés. Cuando la temperatura de tu cuerpo aumenta, también aumenta la circulación sanguínea en la zona de la piel, por eso la piel se enrojece y se hincha tras un entrenamiento intenso. Esto hace que haya menos cantidad de sangre circulando por tus músculos, lo que aumenta tu ritmo cardíaco.

Si la humedad también es alta tu cuerpo se enfrenta a un estrés aún mayor porque el sudor no se evapora fácilmente de tu piel, lo que hace que la temperatura de tu cuerpo sea aún mayor.

gimnasio calor

Recomendaciones generales:

  • Entrena a hora de menos calor. No te expongas innecesariamente a altas temperaturas.
  • Bebe mucha agua. Así combatirás la deshidratación y ayudarás a bajar la temperatura de tu cuerpo.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Entrenar en casa, bajo techo, nunca va a ser como entrenar al sol y es más difícil que se den casos extremos de calor pero aun así podemos hacer mucho para mejorar la climatización de nuestro gimnasio y mantener su temperatura lo más cerca posible de ese rango ideal de 20-22℃ del que hablábamos antes, para evitar tener problemas a la hora de entrenar.

Soluciones Pasivas

No hay mucho que podamos hacer (de forma fácil y barata) para mejorar el aislamiento térmico de las paredes pero sí puedes comprobar que las ventanas están correctamente selladas para que no entre aire caliente del exterior. Al no escapar tampoco aire frío hará el sistema que hayas elegido más efectivo.

  • Abre la ventana. Es la solución más básica y soy consciente de que no te descubro nada nuevo :). Pero no está de más recordarte que abras la ventana y la puerta para crear una corriente y dejar que circule el aire. Si tienes varias ventanas en tu gimnasio será más efectivo. Es cierto que muchos montan su gimnasio en un lugar sin ventanas o con ventilación limitada, por lo que no es una solución universal. Muchas veces, además, el calor y la humedad exteriores no acompañan y abrir la ventana incluso empeora el problema.
  • Sellado de puertas y ventanas. Usa tiras de sellado o burletes de goma o espuma para tapar las juntas de puertas y ventanas por donde entre aire del exterior.

Un correcto aislamiento térmico puede reducir de forma significativa la cantidad de calor que entra del exterior.

Soluciones Activas

  • Ventiladores de pie o de suelo (mejor con mando a distancia). Un beneficio de instalar un ventilador es que habrá un flujo constante de aire fresco sobre ti cuando estés entrenando. Un aire acondicionado será más efectivo a la hora de bajar la temperatura de tu gimnasio, pero con un ventilador tendrás además esta agradable brisa repartida por toda la habitación, por lo que puedes incluso combinarlos.
  • Si tu techo es suficientemente alto instala un ventilador de techo (con mando a distancia preferiblemente). Esto no es posible con techos estándar que ronden los 2.5m de altura.
  • Un deshumidificador. Si vives en un área con una humedad muy alta en el aire, como pueden ser zonas costeras, es probable que necesites un deshumidificador para eliminar esa humedad. Un simple deshumidificador unido a una ventilación adecuada puede reducir en gran medida la sensación térmica de un lugar. Funciona así: el deshumidificador absorberá el aire caliente de tu gimnasio, le quitará el exceso de vapor de agua y lo volverá a expulsar. Este descenso en la humedad hará que el aire de la habitación sea más frío y seco. Los deshumidificadores funcionan especialmente bien en combinación con un aparato de aire acondicionado, ya que éstos son mucho más eficientes a la hora de enfriar un aire seco en lugar de uno húmedo.
  • Aire Acondicionado Portátil. Si tienes una ventana en tu gimnasio son una opción excelente. Necesitas una ventana porque estos aparatos requieren ventilación para la eliminación del aire caliente. Algunos hacen un agujero en la pared para instalarlos.
  • Aire Acondicionado tipo Split. La opción más obvia y también la más cara. Si todo lo anterior no funciona, puede que tengas que recurrir a instalar un aire acondicionado fijo de pared en tu gimnasio, que además requiere una unidad exterior, en el balcón o colgado en la fachada.

Conclusión

Como ves tienes muchas opciones para acondicionar correctamente tu gimnasio y conseguir resolver ese último elemento de fricción con el hábito de entrenar, que es la temperatura.

entrenar en casa

Logra que tu gimnasio en casa sea un lugar agradable donde estar y esto hará que pases más tiempo allí y aumentará tu adherencia al entrenamiento.

Recapitulando:

  • Sella bien puertas y ventanas para evitar que entre el aire del exterior (de paso insonorizarás la sala, que nunca viene mal).
  • Elige el sistema de calefacción y aire acondicionado que más encaje con tus necesidades y tu presupuesto.
  • ¡Dale duro a tu entrenamiento!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 4.8)

 

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2020 Hogar Climatizado

Deja un comentario